Staywell Custom Communications Health Portal
Imprima esta página Envíe a un amigo

Todo lo que hay que saber sobre el sistema inmune

¿Qué es el sistema inmune?

El propósito del sistema inmune es mantener a los microorganismos infecciosos,como algunas bacterias, virus y hongos, fuera del cuerpo y destruir cualquier microorganismo infeccioso que invada el cuerpo. El sistema inmune está compuesto por una red de células y órganos complejos y esenciales que protegen al cuerpo de las infecciones.

Anatomía del sistema inmune, niño
Haga clic en la imagen para agrandar

Los órganos involucrados en el sistema inmune se llaman los órganos linfáticos, y afectan el crecimiento, el desarrollo y la liberación de linfocitos (un tipo determinado de glóbulo blanco). Los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos son partes importantes de los órganos linfáticos porque transportan los linfocitos a diferentes áreas del cuerpo. Cada órgano linfático desempeña un papel en la producción y la activación de los linfocitos. Los órganos linfáticos incluyen:

  • Las adenoides. Dos glándulas ubicadas en la parte trasera del pasaje nasal.

  • Vasos sanguíneos. Las arterias, venas y capilares por los cuales fluye la sangre.

  • Médula ósea. El tejido esponjoso y blando que se encuentra en las cavidades de los huesos.

  • Ganglios linfáticos. Pequeños órganos con forma de frijoles, que están ubicados en todo el cuerpo y conectados a través de vasos linfáticos.

  • Vasos linfáticos. Una red de canales en el cuerpo que transportan linfocitos a los órganos linfáticos y al torrente sanguíneo.

  • Placas de Peyer. Tejido linfático en el intestino delgado.

  • Bazo. Un órgano del tamaño de un puño que está ubicado en la cavidad abdominal.

  • Timo. Dos lóbulos que se unen delante de la tráquea y debajo del esternón.

  • Amígdalas. Dos masas ovales que se encuentran en la parte trasera de la garganta.

¿Qué son los linfocitos?

Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos que combaten las infecciones y que son esenciales para un sistema inmune eficaz.

¿Cómo se forman los linfocitos?

Los precursores de todos los glóbulos sanguíneos, incluidas las células inmunes, se producen en la médula ósea. Algunas células se convertirán en parte del grupo de los linfocitos, mientras que otras se convertirán en parte de otro tipo de células inmunes denominadas fagocitos. Una vez que los linfocitos están inicialmente formados, algunos continuarán desarrollándose en la médula ósea y se convertirán en células "B". Otros linfocitos terminarán su maduración en el timo y se convertirán en células "T". Tanto las células "B" como las "T" forman parte de los dos grupos principales que reconocen y atacan a los microorganismos infecciosos.

Una vez que han madurado, algunos linfocitos estarán alojados en los órganos linfáticos, mientras que otros viajarán de manera continua a través de los vasos linfáticos y el torrente sanguíneo.

¿Cómo combaten los linfocitos las infecciones?

A pesar de que cada tipo de linfocito combate las infecciones de forma diferente, el objetivo de proteger al cuerpo de las infecciones es el mismo. Las células "B" producen anticuerpos específicos para los microorganismos infecciosos, mientras que las células "T" matan los microorganismos infecciosos matando las células del cuerpo que se ven afectadas. Además, las células "T" liberan sustancias químicas llamadas citosinas.

Otros tipos de glóbulos blancos, como los fagocitos (células que devoran) y células que son asesinas naturales (células citosinas), de hecho destruyen a los microorganismos infecciosos.

¿Qué son los desórdenes del sistema inmune?

Cuando el sistema inmune no funciona correctamente, se pueden producir varias enfermedades. Las alergias y la hipersensibilidad a determinadas sustancias se consideran desórdenes del sistema inmune. Además, el sistema inmune desempeña un papel en el proceso de rechazo de órganos o tejidos trasplantados. Entre otros ejemplo se desórdenes inmunes se encuentran:

  • Las enfermedades autoinmunes, como la diabetes juvenil, la artritis reumatoide y la anemia.

  • Las enfermedades de inmunodeficiencia, como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y la inmunodeficiencia combinada grave (IDCG).

¿Qué es una enfermedad infecciosa?

De acuerdo con el CDC, una enfermedad infecciosa está cuasada por uno o más de los siguientes:

  • Virus

  • Bacterias

  • Parásitos

  • Hongos

Las enfermedades infecciosas pueden ir de enfermedades comunes, como el resfrío, a enfermedades mortales, como el SIDA. De acuerdo con el organismo que cause la enfermedad, una infección puede transmitirse de algunas, o todas, las siguientes maneras:

  • Transmisión sexual. Transmisión de una infección a través del contacto sexual, incluido el coito.

  • Trasmisión por aire. Transmisión de una infección mediante la inhalación de gotas de la enfermedad suspendidas en el aire, que pueden estar en el aire como resultado de la tos o el estornudo de una persona infectada.

  • Transmisión por sangre. Transmisión de una infección a través del contacto con la sangre infectada, como cuando se comparten jeringas hipodérmicas.

  • Transmisión por contacto directo. Transmisión de una infección a través de un contacto directo de la superficie de un cuerpo con el de una persona infectada.

  • Transmisión por insectos. Transmisión de una infección a través de insectos, como los mosquitos, que extraen sangre de una persona infectada y luego pican a otra persona.

  • Transmisión alimenticia. Transmisión de una infección a través del consumo de alimentos contaminados.

  • Transmisión por agua. Transmisión de una infección a través del contacto con agua contaminada.

  • Otros mecanismos que pueden transmitir una enfermedad.

En los países desarrollados, la mayoría de las infecciones se transmiten por contacto sexual, por aire, por sangre y por contacto directo.

¿Cómo actúan los antibióticos contra las infecciones?

Los antibióticos se pueden usar para tratar las infecciones bacterianas. Sin embargo, no son eficaces para tratar enfermedades causadas por virus. Además, los antibióticos tratan bacterias específicas. El uso excesivo o el mal uso de los antibióticos puede llevar a la aparición de bacterias resistentes a los medicamentos. Es importante que los antibióticos se tomen correctamente todo el tiempo que dure la receta. Si se dejan de tomar los antibióticos antes de lo indicado, las bacterias pueden desarrollar una resistencia a los antibióticos y se puede volver a producir una infección.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 6/1/2011
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.